OPTI129, MÁXIMA SEGURIDAD DURANTE MÁS TIEMPO

El accidente por definición es inevitable, pero la lesión no tiene porqué serlo si disponemos del sistema adecuado, y como todos ya sabemos, dicho sistema es un dispositivo a contramarcha.

Como marca precursora de esta medida, en Klippan nos reconforta y nos enorgullece ver como la variedad de sistemas de retención a contramarcha es cada vez mayor, satisfaciendo así las diferentes necesidades de la inmensa mayoría de familias; algo que es posible porque sus niños se encuentran por lo general, en la media de la estadística.

Sin embargo, si queremos aspirar a la lesión cero es nuestra obligación y responsabilidad llegar al 100% y ese ha sido el nuevo reto que hemos afrontado:

Colocar en el mercado una solución segura para todos los niños, incluidos esos (pocos) que se salen de la media. Que se salen por complexión, o que se salen porque su patrón de madurez no corresponde con las lineas trazadas para el resto. Los primeros se verán expuestos a un sistema frente a la marcha siendo aún pequeños en edad. Y los segundos necesitan poder contar con soluciones que permitan alargar el tiempo a contramarcha lo más posible, ya que son niños especialmente vulnerables. Todos los niños, TODOS, necesitan una solución eficaz.

¿Y a qué nos referimos cuando decimos “SOLUCIÓN EFICAZ”? Pues ni más ni menos que un dispositivo sujeto a biomecánica, y por tanto seguro (a contramarcha) que permita traspasar unos límites de peso hasta ahora infranqueables para poder acoger también a estos niños. Si hay algo que en Klippan tenemos claro es que, en cuestiones de seguridad, no puede haber excepciones, y que “TODOS” significa eso: T O D O S. Por ese motivo, y gracias a este nuevo dispositivo, podemos afirmar con total rotundidad, que nuestra gama de productos cubre el 100% de las necesidades en seguridad de toda la población infantil.

 

Bajo la regulación R44/04, el límite de uso para un dispositivo instalado a contra marcha con cinturón es de 25kg. Bajo la regulación R129, el límite de uso para un dispositivo a contra marcha con cinturón es de 125cm. En el primer caso, la altura no está contemplada, y en el segundo, para aquellos sistemas que NO se anclen con isofix al coche (“I-Size”) tampoco se contempla un límite peso.

Puesto que la normativa R129 es de reciente creación y aplicación, es habitual encontrar errores en su interpretación, por lo que es posible que hayáis escuchado o leído varias cosas:

1.- Que no es posible homologar dispositivos a contramarcha por encima de los 105 cm.

2.- Que no es posible homologar dispositivos a contramarcha que no se instalen con Isofix.

3.- Que no es posible homologar los lower tether de los sistemas a contramarcha porque la normativa no los contempla.

Como decimos, esto son solo errores de interpretación en los que hemos caído a lo largo de estos años, pero afortunadamente la realidad es bien distinta. No sólo es posible homologar dispositivos a contramarcha más allá de los 105 cm, sino que éstos pueden ir anclados con cinturón de seguridad y dotados de lower tethers.

Existe una particularidad en la nueva normativa que los fabricantes debemos contemplar con cautela:

Los límites de peso en los sistemas que se anclan con cinturón no están definidos en el documento, siendo el fabricante el responsable de fijar el peso como dato recomendado en su manual de instrucciones, sin necesidad de verificación (es decir, sin necesidad de una prueba de impacto).

Ante semejante vacío normativo en Klippan consideramos que el camino éticamente correcto es hacer una recomendación de peso máximo que esté verificada mediante ensayo voluntario, y eso es justo lo que hemos hecho.

Aquí os dejamos el video de impacto frontal, en condiciones de ensayo de homologación, con un dummy de 32 kg (equivalente a un niño de 10 años). Puesto que lo hemos verificado y tenemos la certeza de que nuestro sistema funciona con ese peso, 32 kg será el límite de peso máximo recomendado de nuestra próxima silla a contramarcha.

Nota: El dummy es el P10 por lo que las piernas no son rígidas ni están articuladas. No os fijéis en las piernas del muñeco sino en la propia silla, porque es su resistencia lo que estamos midiendo y no el comportamiento de las extremidades.

Hace dos años Klippan ofreció una solución para una necesidad no cubierta hasta ese momento: Los niños de talla alta que, aún no llegando a 25kg no cabían por altura en las sillas a contramarcha que ofrecía el mercado. Esa solución vino entonces de la mano de nuestra Klippan Century que es una silla PLUS TEST de grupo 1/2 (de 9 a 25 kg) y altura aproximada de 135 cm. 

Ahora Klippan innova otra vez con una solución para aquellos niños que, antes de alcanzar los 125 cm de altura, ya han superado el peso de 25 kg. Y esa solución viene esta vez de la mano de nuestra OPTI129, una silla 61-125 cm y 32 kg de peso límite y PLUS TEST. 

Nuestra OPTI129 podrá ser una opción también para aquellos bebés grandotes que aún no pesan 9 kg (peso mínimo necesario para colocarse en la Century), ya que el mínimo en este caso es de 61cm. 

De nuevo, Klippan ahonda en los límites del diseño en seguridad para que no haya ningún niño sin una solución a contramarcha. Desde 1967 ese y sólo ese, ha sido nuestro objetivo.

 

Características:

  • Uso desde 61cm hasta 125cm.
  • Lí­mite de peso recomendado por el fabricante: 32kg.
  • Instalación siempre a contramarcha, con cinturón de 3 puntos, pata de apoyo y lower tethers.
  • Sistema de reclinado de 4 posiciones para un mejor ajuste a las necesidades tanto del bebé como de espacio en el vehículo.
  • Acolchados regulables en ancho para una mayor adaptación y comodidad del ocupante.
  • Medidas:

         – Ancho: 42cm 

         – Altura aproximada de respaldo: 49cm 

         – Ancho aproximado de hombros: 34cm 

         – Peso: 12,6kg

Para adquirir tu silla OPTI129 con las máximas garantías, acude a cualquiera de los Puntos de Venta Autorizados de nuestra red. 

La compra a través de nuestra red de Tiendas te asegura:

  • La total compatibilidad de la silla con tu vehículo, en términos que no se especifican en ningún listado de compatibilidad, como por ejemplo si el reclinado es el suficiente para tu hijo, o si el espacio que ocupa la silla es compatible con el uso del vehículo por parte del resto de ocupantes.
  • Un conocimiento completo acerca del manejo e instalación de la silla, directamente de manos del profesional.
  • La posibilidad de consultar cualquier duda, o gestionar rápidamente cualquier incidencia dentro del periodo de garantía de 2 años (la garantía de 2 años no aplicará a productos adquiridos fuera de nuestra red de tiendas). 
  • La posibilidad de asegurar tu silla ante siniestro o robo, a través de un acuerdo con la correduría Uniteco.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies